Varsovia en 1 día

Varsovia, la capital de Polonia, es nuestra primera parada en una breve ruta que haremos por el país, Varsovia-Cracovia-Aushwitz. Visitamos Polonia en clave de escapada por Europa que hacemos cada año un grupo de amigos, es por esta razón lo breve de la estancia en cada ciudad.

Varsovia merece almenos 2 noches para verla bien y sin tantas prisas, pero si váis a visitarla como nostros, os recomiendo la mejor opción para ver la ciudad en 1 día.

La ciudad ofrece muchos lugares de interés al turista, pero si es vuestra primera vez, los imprescindibles por excelencia son los que se encuentran en el Centro Histórico de Varsovia.

Imprescindibles de Varsovia

Tumba del soldado desconocido

En el parque Ogród Sasky, se encuentra la tumba del soldado desconocido, símbolo que honra a los héroes anónimos que cayeron combatiendo por la libertad de Polonia. Es posible ver el cambio de guardia a diferentes horas del día.

Tumba del soldado desconocido
Cambio de guardia

Parque Adam Mickiewicz

Ciertamente no es un imprescindible, pero este pequeño parque nos pilla de camino al Centro Histórico de Varsovia, y no deja de ser un bonito lugar dónde tomar un descanso y unas fotos 😉

Columna de Segismundo

En pleno centro histórico, se alza la columna en honor a Segismundo III, que trasladó la capital de Polonia, de Cracovia a Varsovia. Situada en la bonita Plaza Real, con los típicos edificios bajos de colores y sus cafés-

Columna de Segismundo

Free tour por Varsovia

Si disponéis de poco tiempo, una manera cómoda y amena de conocer la ciudad, su historia y monumentos, es contratando un Free Tour.

No hace falta que reservéis, llegando con tiempo suficiente, hay varios Free Tours que empiean su reccorrido en la Plaza Real.

Cafés en la Plaza Real

Castillo Real de Varsovia

Precioso palacio del siglo XIV, antigua residencia real y sede del Parlamento. Fue destruído en la invasión nazi de la Segunda Guerra Mundial, y reconstruído posteriormente.

La campana de los deseos

Gracias a realizar el Free Tour, descubrimos una curiosidad escondida en una pequeñísima plaza, La Campana de los deseos. Una campana de bronce que sobrevivió a la invasión nazi, y que se le otorgó el don de cumplir el deseo de aquel que dé 3 vueltas sobre la campana, tocando con la mano la parte superior de la misma.

Para asegurar el cumplimento del deseo, las 3 vueltas dicen que hay que hacerlas a la pata coja, y si el deseo se realiza en polcao, mejor aún. 😀 Vamos, un rompetobillos para guiris.

Estatua de la Sirena

En la Plaza del Mercado, se encuentra uno de los símbolos por excelencia de Varsovia, la figura de la Sirena, con una espada en una mano y escudo en la otra, simboliza la protección de la ciudad. Este ser mitológico se puede apreciar en diferentes monumentos de la ciudad.

Barbican de la Ciudad Vieja

La puerta de entrada a la zona amurallada a la Ciudad Vieja. Destruído en la invasión nazi, como casi todos los monumentos de la ciudad, y reconstruïda posteriormente.

Estatua de Mały Powstaniec

La estatua del «pequeño insurrecto», conmemora a todos los niños soldado que lucharon y perdieron la vida luchando contra la ocupación nazi de la ciudad.

Otro símbolo de lucha del pueblo polaco contra la barbarie nazi, que quizás, llega más al alma por la edad en la que se vieron obligados a levantarse en armas.

Estatatua de Jana Kilińskiego

Monumento en honor a Jana Kilińskiego, un zapatero que se hizo famoso en el alzamiento contra la ocupación rusa, invadiendo la sede del zar. Por este acto, fue nombrado coronel del ejército polaco, y es un símbolo de la liberación polaca.

Monumento al Alzamiento de Varsovia

Espectacular monumento, símbolo de la lucha del pueblo polaco contra la invasión nazi y la posterior ocupación rusa.

A lo largo de la historia Polonia ha sufrido varias invasiones y ocupaciones, manteniéndose siempre fuerte y luchando por su libertad.

Una vez acabado el recorrido por los monumentos imprescindibles del Centro Histórico, es muy recomendable pasear tranquilamente y pararse a degustar de la gastronomía polaca. Varsovia es una ciudad que parece sacada de un cuento de hadas, personalmente, me recordó a Praga, sin ser igual, por sus casas de colores, plazas, cafés, música en vivo, lo bien cuidado que está todo. Sin duda, es una ciudad que merece mucho la pena visitar.

Lamentablemente, por falta de tiempo, nos dejamos sin ver otros lugares de mucho interés en Varsovia, como son el Barrio Judio, el Barrio de Praga, la Ciudad Nueva, el Parque Lazienki y tantos más. Quizás, la próxima vez 😉

Palacio de la Cultura y la Ciencia

Después de comer y dando un relajado paseo, nos dirijimos a la Estación Central de Varsovia, situada en la Ciudad Nueva, para coger el tren que nos llevará a Cracovia.

Tren de Varsovia a Cracovia

Es muy fácil ir de Varsovia a Cracovia. Hay varios trenes al día con trayecto directo. La duración es de alrededor 2h 30m y un precio al rededor de 15€ por persona.

Los trenes salen de la Estación Central de Varsovia, en la ciudad nueva, es fácil de localizar pues tiene un gran Centro comercial al lado.

Podéis reservar con antelación los billetes o si váis con tiempo, comprarlos el mismo día en la estación. Nosotros fuimos antes de comer, compramos los billetes para salir por la tarde, y comer en alguno de los restaurantes cercanos de la zona.

Y ahora… Cracovia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.