Manuel Antonio

Dejamos atrás los bosques de Monteverde y nos dirijimos a las playas del Pacífico de Costa Rica. Siguiente parada, Manuel Antonio.

Tras descencer por los tortuosos caminos de Monteverde, por fin encontramos buenas carreteras. El trayecto son alrededor 190km, que se hacen en unas 4 horas, teniendo en cuenta tráfico y límites de velocidad.

Hay algo más que os hará demoraros en el camino, el puente sobre el río Tárcoles, y sus famosos cocodrilos.

Puente sobre el rio Tárcoles

Parada puente sobre rio Tárcoles

En el trayecto hacia Manuel Antonio, por la carretera 137, se encuentra un imprescindible en cualquier ruta en coche que se haga por Costa Rica. Observar los cocodrilos en el rio Tárcoles.

  • Antes de llegar, ya se avisa por el camino de la llegada del puente. Es fácil verlo porque habrán varios coches parados y gente tomando fotos.
  • Hay varios locales antes del puente dónde podréis estacionar el coche sn causar problemas de tráfico.

Impresiona ver tantos cocodrilos juntos, y de tal tamaño! Es posible, pero nada recomendable, bajar por un camino hasta el rio. Mejor usar el zoom que perder una pierna 😀

Cocodrilos en el rio Tárcoles

Vuelta al coche y con la cámara cargada de cocodrilos, retomamos el camino hacia Manuel Antonio. El paisaje va cambiando entre manglares y palmerales hasta llegar a la carretera Costa Pacífico, siguiendo las indicaciones hacia Jacó y Quepos.

Mapa de zonas de Manuel Antonio

El pueblo de Manuel Antonio es bastante pequeño, a pie de playa. Los alojamientos los encontraréis en la carretera que va desde Quepos hasta el Parque Nacional Manuel Antonio.

Nosotros nos decidimos por el Hotel Divisamar y he de decir, que fue un acierto total. Buena relación calidad-precio, buena ubicación, aparcamiento gratuito en el interior (Importante!) y sobretodo, el trato del personal, muy cercano y amigable, y siempre dispuesto a ayudar y dar recomendaciones. Eric es de los mejores anfitriones que nos hemos encontrado en todos nuestros viajes. Un abrazo mae!

Hotel Divisamar

En Manuel Antonio hay mucho por hacer, es de esos lugares que te quedarías más de lo que tenías previsto.

Imprescindibles Manuel Antonio

  • Parque Nacional Manuel Antonio. Evidentemente, el principal de los atractivos. Podréis aparcar en alguno de lso descampados que hay antes de llegar. El horario es de 08.00h a 16.00h y el precio de la entrada para extranjeros es de 16$. Haciendo cola para comprar el ticket, os ofrecerán tours guiados para ver animales, realmente no lo recomiendo, es muy fácil ver perezosos, monos capuchinos, mapaches y diferentes aves.
  • Playas. Sin duda, Manuel Antonio goza de unas playas paradisíacas, catalogadas entre las mejores del mundo. En el mismo Parque Nacional están las playas de Espadilla Sur, Playa Manuel Antonio, y Playa Puerto Escondido. La playa Espadilla Norte es de fácil acceso desde el mismo pueblo.
  • Surf. Nanuel Antonio es famoso por sus olas y hasta aquí vienen surfers de todo el mundo. Podéis hacer clases según nivel, desde 40$ (Depende de vuestro talento en regatear).
  • El avión. Un lugar icónico de Manuel Antonio es su restaurant el avión, construido sobre un mismo avión con unas vistas espectaculares a toda la bahía.
  • Parque Nacional Marino Ballena. Aunque está lejos de Manuel Antonio, a 1 hora en coche, es preferible alojarse en Manuel Antonio para visitar este parque. No os daré más detalles, pues Marino Ballena merece una entrada a parte 😀

Una vez instalados en el hotel, nos ponemos rumbo al Avión, un restaurante con una historia si cabe, tan excepcional como el local en sí. Barry Seal, os suena de algo? 😉

Restaurante el Avión
Un poco de lectura

Después de varias cervezas Imperial, nos dirijimos hacia el Barba Roja, una recomendación de nuestro anfitrión Eric. Nos ha prometido unas buenas raciones de comida, buenos cócktails y el mejor atardecer de Manuel Antonio. Cumplió su palabra.

Nuestro FAV en Manuel Antonio
Atardecer desde el Barba Roja

A la mañana siguiente, bien temprano, nos dirijimos hacia el Parque Nacional Manuel Antonio. Es importante madrugar para evitar la calor, que hace y mucha, y las riadas de turistas. Sobretodo si no contratáis guia, pues necesitaréis agudizar vuestros sentidos para ver animales.

Antes de llegar el parque, hay diferentes descampados dónde podréis dejar el coche sin mayor problema, a la sombra de alguna palmera.

Playa Espadilla Norte

Recordad comprar agua suficiente para todo el recorrido en el Parque, pues dentro no podréis comprar nada, y seguir las indicaciones en cuanto a la comida que podéis entrar, ya que puede ser susceptible de que os la intente quitar algún animal ladronzuelo.

Mono capuchino al acecho de turistas despistados
La madre de todas las iguanas
Mapache en busca de despistados
Playa de Manuel Antonio
Panorámioca de la playa Manuel Antonio
Los puentes, siempre presentes!
Siempre al acecho 😀

Las horas recorriendo el Parque se nos pasaron volando, hay diferentes rutas de senderismo que os llevaran a diferentes playas, disfrutando de cada camino viendo todo tipo de animales.

Cuando el hambre empieza a apretar y la eserva de agua se acaba, decidimos salir del parque y comer en alguno de los locales que se encuentran a pie de playa, no tenemos intención de hacer otra cosa que disfrutar de este paraiso natural bañado por el oceano Pacífico.

Al rico coco
Playa Espadilla Norte
💙

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.